Entrenar el liderazgo femenino a través del deporte

liderazgo femenino deporte

El Foro Económico Mundial prevé que hasta el año 2133 no se neutralizará por completo el gender gap en la actividad económica mundial. Aún falta mucho trabajo por hacer.
Un enfoque diferente para abordar el tema de la igualdad de género en el mundo de los negocios es el que pone en correlación el deporte con el desarrollo de las calidades de liderazgo.
Europa es una sociedad y una cultura fuertemente humanista, en cambio, en los Estados Unidos, los logros y las cualidades de liderazgo demostradas en el entorno deportivo representan un factor clave para la selección de nuevos talentos. La competición juega un papel importante en la construcción del potencial de liderazgo, porque entrena a lograr objetivos y a trabajar en equipo.

No hay mejor campo de entrenamiento para alcanzar el éxito en los negocios que el deporte. Disciplina, preparación, sacrificio, perseverancia, resistencia, superación, trabajo en equipo, respeto de las normas, enfoque a objetivos, son todas las cualidades necesarias para lograr el éxito empresarial y el deportivo.

Muchas de las mujeres líderes más importantes del mundo practicaron deportes competitivos (en la mayoría de los casos deportes de equipo) a un nivel elevado. Entre otras:

Christine Lagarde (Directora del FMI) – Natación sincronizada
Michelle Bachelet (Primera mujer presidente de Chile) – Voleibol
Irene Rosenfeld (Catedrática Internacional y CEO de Mondelez) – Baloncesto
Condoleeza Rice (Ex secretario de estado de EE.UU.) – Patinaje artístico
Meg Whitman (Presidente y CEO de Hewlett Packard Empresa) – Lacrosse, squash
Ellen Kullman (Ex directora general de DuPont) – Baloncesto

Para construir la próxima generación de mujeres líderes, entre otras cosas, es importante que las madres y los padres animen a sus hijas a practicar deportes, para fortalecer la confianza, la autoestima y las habilidades de trabajo en equipo.

Un interesante estudio realizado por el Peterson Institute for International Economics ha analizado la participación femenina en los Juegos Olímpicos, desde Roma 1960 hasta Londres 2012 – la primera vez en la historia de los Juegos modernos en que todos los países competidores incluyeron mujeres en sus delegaciones. Los investigadores encontraron que los países donde las mujeres tenían un nivel de educación más elevado y una mayor participación en la fuerza de trabajo habían ganado más medallas en las pruebas olímpicas femeninas.
Los Juegos Olímpicos tienen una enorme influencia en la cultura popular mundial y en la percepción del público. De modo que el éxito deportivo de las mujeres puede dar lugar a lo que los investigadores llaman un “círculo virtuoso” para mejorar la percepción y el rol femenino en las diferentes sociedades.

El deporte es un mundo que nos permite estudiar con bastante claridad el complejo conjunto de las dinámicas entre los grupos. En todas las áreas, pero especialmente en el deporte, el líder no es aquel que sabe comportarse de una sola manera, sino aquel que sabe cómo comportarse de la manera correcta en el momento adecuado, con el fin de mejorar tanto el nivel de productividad como la satisfacción de los miembros del equipo.

El verdadero líder no debe ser una persona rígida desde el punto de vista mental y de conducta, porque de lo contrario cualquier cambio en la estructura o en los objetivos del grupo llevaría a su caída inevitable, al mismo tiempo debe poseer características específicas que le permitan llegar a esta posición. La primera y principal de estas habilidades es la adaptabilidad, es decir, la capacidad de adaptar el comportamiento a las situaciones problemáticas únicas y diferentes que requieren respuestas y reacciones específicas.

El líder debe ser capaz de adaptarse a diferentes problemas, debe basarse en la experiencia, conocer y ser consciente de su comportamiento y de sus consecuencias tanto para el beneficio de la organización como para la satisfacción del equipo. No conviene centrarse exclusivamente en uno sólo de estos dos objetivos, porque son interdependientes y porque, dependiendo de la situación, se pueden lograr mejores resultados actuando con flexibilidad ahora en un lado, ahora en el otro.

Esta consideración nos lleva a la conclusión de que el líder capaz, no tanto de alcanzar, cómo de mantener su posición es aquel que sabe ser versátil y ecléctico en su comportamiento. Esto vale en el deporte y más aún en los negocios. La flexibilidad y la capacidad de escuchar al equipo para luego adaptarse a las circunstancias son las características principales del estilo de liderazgo femenino, un estilo basado en las personas cada vez exitoso en un entorno de cambios tan rápidos e impredecibles como es el del mundo VUCA.

Por Andrés Raya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>